Especial Yohiro Takita

[PROMOCIÓN ONG BAK 2]



El Latido de la Montaña se estrena el viernes 11 de Septiembre

Consigue una invitación para el pre-estreno de la película en Barcelona el miércoles 9 de Septiembre

Imagen1

Por gentileza de Karma Films, Casa Asia y CineAsia disponen de entradas para el pre-estreno de El Latido de la Montaña, del realizador Kenneth Bi.  Resulta vigorizante comprobar que el cine de Hong Kong, más allá de modas, sigue guardando en la recámara más de una sorpresa con la que demostrar por qué continúa siendo una de las cinematografías más atrevidas e irreverentes del panorama actual. El film se proyectará en Barcelona, el miércoles 9 de Septiembre a las 22:00 horas, en el cine Verdi Park (c/ Torrijos nº 49).

Si estáis interesados en asistir, confirmar por mail a concursos@cineasia.net, el número de invitaciones que necesitéis (hasta un máximo de cuatro). Para este pre-estreno no hay entrada física, sino que se entrará al por rigurosa lista de invitados, previa confirmación por mail de CineAsia.Imagen1

Sinopsis:
Sid, el hijo rebelde de un mafioso de Hong Kong, tiene que huir a Taiwán por problemas derivados de los negocios turbios de su padre. Oculto en las montañas, el joven se encuentra con un grupo de percusionistas zen que despiertan su interés. El arte que practican, su riguroso entrenamiento físico y su austero estilo de vida hacen que decida unirse a ellos. El destino llevará a Sid de nuevo a Hong Kong y le obligará a elegir entre la lealtad a su familia o a la nueva fe que acaba de descubrir.

Nota de intención del director:

En Diciembre del año 2000, presencié en Hong Kong una representación de un grupo de músicos taiwaneses que tocaban los tambores y que cambió mi visión de la vida de manera radical. A lo largo de la representación no se pronunciaba ni una sola palabra, aunque daba la impresión de que hablaban a gritos. En las dos horas y media de percusión se sentía una energía muy fuerte que a su vez desprendía una gran paz interior. En tan sólo unos pocos minutos el público se dio cuenta de que lo que tenían delante eran hombres y mujeres que habían hecho auténticos sacrificios por su arte.